Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Roger-Pol Droit’

Me gustaría que fuese temprano, con un tiempo suave y luz mediterránea o atlántica.  O la hora de una puesta de sol no cursi. Me sentaría en una terracita frente al mar inmenso con picachos al fondo. No haría nada y reflexionaría serenamente en lo vivido.

¡Qué descanso! ¡Ya no tendría ninguna tarea pendiente! Ya no sonaría más el móvil para despertarme a las seis horas y levantarme seis minutos más tarde, en jornada laboral. Me parecería increíble no tener que hacer ningún cuadro de Excel, a pesar de lo que me chiflan. Disfrutaría pensando que ya había hecho esencialmente lo que tenía que hacer: ser feliz en mi infancia, enamorarme varias veces, sufrir de ansiedad durante años ya por fin calmada, cuidar a un padre, construir una familia hasta que duró y educar lo mejor que una pudo a los hijos. Entregarme a la profesión que me permitió comer, vestirme y vestir a los míos, guarecerme, viajar y curiosear todo en la vida. En alguna etapa de mis edades, dedicar tiempo a una pequeña conspiración social. Todas mis deudas, saldadas.

Me complacería pensando en que intenté ser buena gente con los de mi entorno, aunque no siempre llovió a gusto de todos. Escucharía el viento del instante, sentiría la luz perfecta de la hora final. Escribiría mi último email de dos palabras de despedida muy sentidas a mis tantos seres queridos,  lleno de buenos deseos: trabajad con placer, sed generosos, sed amables, disfrutad lo máximo posible de la vida.

P.d.: el título de la entrada no es mío. He querido responder a la pregunta que propone como curioso experimento Roger-Pol Droit, en uno de sus libros. He tenido conocimiento de él por una entrevista en El País de 15/02/2015.

Anuncios

Read Full Post »