Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘email’

Buen inicio para la puesta en marcha de la modernización del sistema judicial. Hoy, 25 de octubre de 2008, figura en prensa. Se le cita al susodicho como imputado en unos sucesos del pasado 2 de agosto en Guipuzcoa. Además, por si acaso, se le ha remitido aviso oficial a dos direcciones postales y a un bufete de abogados que dará recado a la Interpol, de parte del Estado español, de que se ponga a la faena de buscarlo.

 

Actualmente se solicita el correo electrónico, hasta en el más ínfimo formulario a rellenar en cualquier oficina donde se deba realizar la más diminuta gestión: pública o privada, da igual. Pero ya se sabe: con los correos electrónicos existe todavía gran inseguridad, de ahí las tres restantes citaciones. Sin embargo, el hecho de que la justicia en este país la ponga sobre el tapete como un “modelo” más de citación judicial, les aseguro que me sugiere un avance insospechado, subversivo. Me parece lo correcto, lo adecuado, lo normal, en estos tiempos de interconexión, en los que las crisis se contagian con más facilidad que la gripe, de un extremo a otro del globo.

 

Como iba diciendo, el susodicho, dejó escrito su correo electrónico en la Embajada de Dublín donde anduvo haciendo sus gestiones, como todos, como cualquier ciudadano libre, libre de toda sospecha. Me gustaría conocer el remitente literal del email, solicitando que den traslado de que le están siguiendo sus pasos. No sé si será un título de algún buzón genérico, sin nombre ni apellidos, con una palabra que defina bien la autoridad origen del correo: Justicia española, Magistrado encargado del expediente nº nnnnn/2008, Oficina Judicial xxxx… Según mi conocimiento, lo correcto sería enviar un Burofax, sistema que no sé si reconocido o no en el Boe, pero que en la práctica se trata de una válida comunicación a efectos legales de, por lo general, espinosos asuntos entre remitentes y destinatarios. Lejos de mi poner en duda el sistema utilizado por el Magistrado encargado del trámite de esta imputación. La dirección del buzón destinatario, para qué imaginarla.

 

Esta sobresaliente citación por correo electrónico, si iba acompañada de certificado digital de validez del buzón de origen, debería adaptarse desde mañana mismo, como válido sistema de avisos judiciales. Ha sentado un gran precedente, ha permitido prender sanas costumbres de aprovechamiento de la velocidad del hilo de red. Quizás hace algún tiempo que se cita de este modo, pero es mi primera noticia.

 

Materia es de gran calado el sistema de comunicación de validez legal: en muchas oficinas se producen envíos de papeles  por email, por fax, escaneados: múltiples de ellos se llegan hoy a triplicar, cuadruplicar, quintuplicar. A mucho personal le continua gustando enormemente leer las cuestiones importantes en el papel de toda la vida, con la sagrada firma manuscrita, retrasando su resolución hasta que no llega a las mesas el ansiado papel. Habrá asuntos que sí, pero otros muchos, ya no deberían necesitar el acompañamiento del adorno de la pluma a pie de página. Certificado digital del remitente y punto.

 

Estuve en una presentación sobre estos decisivos asuntos de transición acerca del uso del papel y se avistaba la posibilidad de dar por buenos los papeles escaneados: se debería para ello responsabilizar y especializar a personal encargado de dar  validez al escaneo, en el momento de la fantástica conversión a ceros y unos, de la masa táctil del DINA 4, ocupadora de interminables archivos. Si fuesen de eficacia legal los correos electrónicos y los documentos escaneados, la administración pública avanzaría siglos, de golpe, hacia el futuro.

 

Me he desviado, con y sin intención. Para el susodicho, nos reservaremos nuestro severo juicio como posible imputado, deseando el rápido éxito en la colaboración de Irlanda, España y la Interpol.

 

(Escrito para no olvidar a tantas víctimas de violencia terrorista)

Anuncios

Read Full Post »

Llegó a mi buzón hace mes y medio una invitación para participar en este programa que se incluye en el grupo de redes sociales. No utilizaba ninguno y la remitente era una buena amiga mía. La frase de invitación es, cómo diría yo, ciertamente intimista: “María ha creado un perfil de hi5 y querría tenerte como amigo” ¿Por qué no aceptar la oferta? Por complacer a mi amiga, en un plis plas creé un usuario, inventé una contraseña y hasta puse un minúsculo retrato. Sin yo quererlo, me vi inmersa en “el cuarto de estar” de algunos “conocidos”. Me quedé asombrada de la facilidad con la que el programa permitía el acceso, a cualquier información de carácter gráfico. O sea, las fotografías que, tus amigos, sus amigos y aquellos sus amigos de esos amigos compartían con la mayor naturalidad. No me gustó la filosofía invasiva del programa. Te tira a una piscina desconocida sin tu tener el más mínimo interés, en un principio, en aquella máxima apertura del círculo de “amigos” que hasta ese instante eran para ti, algunos de ellos, unos absolutos desconocidos.

Hi5 se basa en la utilización de las direcciones de las libretas. Por defecto, está montado para que se envíe una invitación de participación a todos tus “conocidos”. En mi primer acceso, tuve cuidado de eliminar a todos y dejar a mis amigos de verdad y no a direcciones ya sin interés para mi, pero en un segundo acceso un poco a la ligera, ¡zas!, lancé mi invitación de tierna amistad a tutti li mundi de mi agenda, hasta a mis peores enemigos. Aconsejo un sano cuidado de la lista personal de emails.

Desde aquel primer día, voy teniendo llegadas a goteo a mi buzón o comentarios personales del tipo “ya te contesté a tu invitación…”, “…tengo pendiente una rara oferta tuya de contacto…”, “…ya te responderé…”.  En fin. Me veo sin querer metida en alguna situación embarazosa y hasta he creado algún compromiso extravagante. Para colmo, leí por esas fechas la existencia de una oferta de hasta 50 falsas imitaciones de la web de hi5. En lenguaje informático, llamado phishing del inglés, pescar usuarios a barullo con métodos nada éticos.

Agradezco a los que me han respondido con sencillez, su confirmación de amistad: tengo pendiente enviarles este enlace del blog, para ofrecerles aquí mi encuentro con ellos.

Redes sociales, cada día mayores ¿por qué? Francis Pisani 

http://pisani.blog.lemonde.fr/2009/04/09/twitter-facebook-toujours-plus-big-pourquoi/

Preocupación extraordinaria ante las redes sociales en Internet

Read Full Post »