Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘centro centrode Madrid al cielo’

No me resigno a la idea de un Madrid desolador, sin turismo, sin alegría, sin grandeza.

Un irrepetible fin de semana del pasado mes de septiembre, con una luz que hacía de la ciudad un paraíso, tuve con un familiar la imprevista idea de subir al ascensor del grandioso Palacio de las Telecomunicaciones, en la impresionante Plaza de Cibeles. Supongo que estará en la actualidad, entre una de las imprescindibles visitas para aconsejar cualquier guía turístico que se precie como tal. Por un módico precio de dos euros para adultos, tuvimos una experiencia irrepetible de sentir y captar nuestro inmenso Madrid a vista de pájaro. Por no ser todavía requeteconocido el ascensor que te eleva hasta la octava planta del edificio, el público no era excesivo y el ambiente nos permitió disfrutar de una cartelería perfecta, de fotografías aéreas imponentes que te muestran, te acercan, a decenas, si no centenares, de iglesias, monumentos, edificios singulares y un largo etcétera de puntos magníficos del extenso centro de la ciudad, aportando también puntos alejados que ayudan a adivinar la sierrra y otros maravillosos alrededores.

Madrid desde el Palacio de Cibeles

No he subido todavía a nuestro Faro de Madrid; siento cierto bochorno al reconocerlo. Prometo ir en mi próxima visita. Descubro que la fotografía anunciadora en la web del Faro, con Berzosa y Gallardón, no tiene parangón en cuanto a interpretación de nuestras dos orillas políticas.

Sí monté hace años, pasando bastante vértigo, en el teleférico que te lleva en volandas por encima de La Casa de Campo: el paseo hace las delicias de la chavalería, comenzando el trayecto desde la encantadora puerta del Paseo de Rosales.

Como propuesta para un turismo original, busco y descubro que ya existe el paseo por el cielo de Madrid en helicóptero:  me parece que bajando los precios vertiginosamente el turismo masivo podría cubrir bastantes turnos de estos vehículos.  Igualmente Madrid en globo, puede hacer maravillar a numerosos grupos de turistas fomentando el conocimiento de la ciudad desde lo altísimo.

Y volviendo al ascensor inicial de este post, del Palacio de Cibeles, me permito traer de la guía visual de EL PAÍS de la ciudad de Nueva York, el origen del Empire State Building: “Su construcción se inició unas semanas antes del hundimiento de la bolsa de 1929 y cuando se inauguró, en 1931, resultaba tan difícil de alquilar que se le llamó ” The Empty -vacio- State Building”. Sólo la rápida popularidad que adquirieron sus miradores lograron salvarlo de la quiebra”, un edificio hoy visitado por 110 millones de personas. Estos millones son los que deseo para el ascensor del Palacio de Cibeles, con horarios de visitas hasta el amanecer, y no el montaje actual, bien pausado, pero bastante funcionarial en cuanto a organización general. Parece que a los responsables les diera pereza afrontar el éxito arrollador que esta fántastica visita pudiera tener dentro de muy pocos meses, con unos gestores atrevidos, pensando y sintiendo Madrid a lo grande.  Ah, por cierto, les dejo disfrutando del artículo de Elvira Lindo “En defensa de Madrid”, aunque se cuela sin querer en él un resquicio de la actual situación madrileña de melancolía. Propongo libritos muy baratos, cuadernillos, recopiladores de los grandes autores que nombra en su artículo Elvira, relatando los paseos memorables por nuestro Madrid.

¿Por qué no soñar también con algún vehículo extravagante que invente alguno o algunos de los miles de emprededores que tenemos en nuestra parrilla de salida, que recorriese a unos cuantos metros del suelo el larguísimo y bellísimo Paseo de La Castellana?

Y ya saben ustedes que, aunque suene a topicazo, de Madrid al cielo.

Anuncios

Read Full Post »