Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Tecnología’ Category

Buen inicio para la puesta en marcha de la modernización del sistema judicial. Hoy, 25 de octubre de 2008, figura en prensa. Se le cita al susodicho como imputado en unos sucesos del pasado 2 de agosto en Guipuzcoa. Además, por si acaso, se le ha remitido aviso oficial a dos direcciones postales y a un bufete de abogados que dará recado a la Interpol, de parte del Estado español, de que se ponga a la faena de buscarlo.

 

Actualmente se solicita el correo electrónico, hasta en el más ínfimo formulario a rellenar en cualquier oficina donde se deba realizar la más diminuta gestión: pública o privada, da igual. Pero ya se sabe: con los correos electrónicos existe todavía gran inseguridad, de ahí las tres restantes citaciones. Sin embargo, el hecho de que la justicia en este país la ponga sobre el tapete como un “modelo” más de citación judicial, les aseguro que me sugiere un avance insospechado, subversivo. Me parece lo correcto, lo adecuado, lo normal, en estos tiempos de interconexión, en los que las crisis se contagian con más facilidad que la gripe, de un extremo a otro del globo.

 

Como iba diciendo, el susodicho, dejó escrito su correo electrónico en la Embajada de Dublín donde anduvo haciendo sus gestiones, como todos, como cualquier ciudadano libre, libre de toda sospecha. Me gustaría conocer el remitente literal del email, solicitando que den traslado de que le están siguiendo sus pasos. No sé si será un título de algún buzón genérico, sin nombre ni apellidos, con una palabra que defina bien la autoridad origen del correo: Justicia española, Magistrado encargado del expediente nº nnnnn/2008, Oficina Judicial xxxx… Según mi conocimiento, lo correcto sería enviar un Burofax, sistema que no sé si reconocido o no en el Boe, pero que en la práctica se trata de una válida comunicación a efectos legales de, por lo general, espinosos asuntos entre remitentes y destinatarios. Lejos de mi poner en duda el sistema utilizado por el Magistrado encargado del trámite de esta imputación. La dirección del buzón destinatario, para qué imaginarla.

 

Esta sobresaliente citación por correo electrónico, si iba acompañada de certificado digital de validez del buzón de origen, debería adaptarse desde mañana mismo, como válido sistema de avisos judiciales. Ha sentado un gran precedente, ha permitido prender sanas costumbres de aprovechamiento de la velocidad del hilo de red. Quizás hace algún tiempo que se cita de este modo, pero es mi primera noticia.

 

Materia es de gran calado el sistema de comunicación de validez legal: en muchas oficinas se producen envíos de papeles  por email, por fax, escaneados: múltiples de ellos se llegan hoy a triplicar, cuadruplicar, quintuplicar. A mucho personal le continua gustando enormemente leer las cuestiones importantes en el papel de toda la vida, con la sagrada firma manuscrita, retrasando su resolución hasta que no llega a las mesas el ansiado papel. Habrá asuntos que sí, pero otros muchos, ya no deberían necesitar el acompañamiento del adorno de la pluma a pie de página. Certificado digital del remitente y punto.

 

Estuve en una presentación sobre estos decisivos asuntos de transición acerca del uso del papel y se avistaba la posibilidad de dar por buenos los papeles escaneados: se debería para ello responsabilizar y especializar a personal encargado de dar  validez al escaneo, en el momento de la fantástica conversión a ceros y unos, de la masa táctil del DINA 4, ocupadora de interminables archivos. Si fuesen de eficacia legal los correos electrónicos y los documentos escaneados, la administración pública avanzaría siglos, de golpe, hacia el futuro.

 

Me he desviado, con y sin intención. Para el susodicho, nos reservaremos nuestro severo juicio como posible imputado, deseando el rápido éxito en la colaboración de Irlanda, España y la Interpol.

 

(Escrito para no olvidar a tantas víctimas de violencia terrorista)

Anuncios

Read Full Post »

Llegó a mi buzón hace mes y medio una invitación para participar en este programa que se incluye en el grupo de redes sociales. No utilizaba ninguno y la remitente era una buena amiga mía. La frase de invitación es, cómo diría yo, ciertamente intimista: “María ha creado un perfil de hi5 y querría tenerte como amigo” ¿Por qué no aceptar la oferta? Por complacer a mi amiga, en un plis plas creé un usuario, inventé una contraseña y hasta puse un minúsculo retrato. Sin yo quererlo, me vi inmersa en “el cuarto de estar” de algunos “conocidos”. Me quedé asombrada de la facilidad con la que el programa permitía el acceso, a cualquier información de carácter gráfico. O sea, las fotografías que, tus amigos, sus amigos y aquellos sus amigos de esos amigos compartían con la mayor naturalidad. No me gustó la filosofía invasiva del programa. Te tira a una piscina desconocida sin tu tener el más mínimo interés, en un principio, en aquella máxima apertura del círculo de “amigos” que hasta ese instante eran para ti, algunos de ellos, unos absolutos desconocidos.

Hi5 se basa en la utilización de las direcciones de las libretas. Por defecto, está montado para que se envíe una invitación de participación a todos tus “conocidos”. En mi primer acceso, tuve cuidado de eliminar a todos y dejar a mis amigos de verdad y no a direcciones ya sin interés para mi, pero en un segundo acceso un poco a la ligera, ¡zas!, lancé mi invitación de tierna amistad a tutti li mundi de mi agenda, hasta a mis peores enemigos. Aconsejo un sano cuidado de la lista personal de emails.

Desde aquel primer día, voy teniendo llegadas a goteo a mi buzón o comentarios personales del tipo “ya te contesté a tu invitación…”, “…tengo pendiente una rara oferta tuya de contacto…”, “…ya te responderé…”.  En fin. Me veo sin querer metida en alguna situación embarazosa y hasta he creado algún compromiso extravagante. Para colmo, leí por esas fechas la existencia de una oferta de hasta 50 falsas imitaciones de la web de hi5. En lenguaje informático, llamado phishing del inglés, pescar usuarios a barullo con métodos nada éticos.

Agradezco a los que me han respondido con sencillez, su confirmación de amistad: tengo pendiente enviarles este enlace del blog, para ofrecerles aquí mi encuentro con ellos.

Redes sociales, cada día mayores ¿por qué? Francis Pisani 

http://pisani.blog.lemonde.fr/2009/04/09/twitter-facebook-toujours-plus-big-pourquoi/

Preocupación extraordinaria ante las redes sociales en Internet

Read Full Post »

Con mi cuasi adicción a cualquier producto pc, me va como anillo al dedo la afición de subirme al carro de los cursos virtuales. Muchos piensan que valen para poco. Pero para personas con el tiempo escaso, les doy de momento cierta credibilidad. En años anteriores, este tipo de ofertas formativas eran en parte apuestas experimentales.

Comencé el pasado noviembre, con el tema de la firma electrónica y los certificados digitales. Parece que en nuestro país somos punteros, pronto a nivel mundial exagerando un poco, con el trabajo de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre a la cabeza. Simultáneamente mi institución empleadora, declinó la formación presencial del idioma inglés, por la avanzada virtual formación. Ya se inventó hace tiempo en España la enseñanza sin la cercanía profesoral, con el sistema de la UNED, Universidad a Distancia. Pero ahora con el pc, yo diría que este año ha sido la irrupción exagerada de este tipo de sesiones. Son muy engañosas, porque siempre uno procura hacer un hueco en su vida cotidiana, pero pronto se comprueba que el día continua teniendo 24  horas, y que por mucho que uno intente estirar el tiempo, las demás tareas diarias no pueden abandonarse. Intento apuntarme en la  última fase en junio al tema estrella en estos momentos de la Administración Pública española, la entrada en vigor de la Ley de Contratos del Sector Público. ¡Gran alivio! No entro en la ruleta de los participantes: dado el numerosísimo personal que lo solicitó desde las provincias, a los empleados centrales nos dejaron a la espera para tandas posteriores. Si me descuido me creo capaz de compaginar ¡tres formaciones virtuales a un tiempo! teniendo en cuenta que tengo interés en seguir alguno de los cursos de wwww.escritores.org

Me comentó desquiciada una hermana una tarde que hasta había tenido un encuentro un tanto airado con un jefe, dado que pretendía inscribirla a un curso virtual de ¡junio 2008 a febrero de 2009!, si mal no recuerdo. Aún suponiendo que fuera desde septiembre de 2008, la exageración del montaje era manifiesta.

Masters, títulos universitarios, cursos de manualidades de lo más variopinta y un largo etc. se ofrecen hoy  bien en la red, bien en los puestos de trabajo de cada cual  o en tantos anuncios cuadraditos o rectangulares pequeñísimos, tan de moda en páginas web de diseño fetén. Me auto aconsejo precaución, pero de modo inevitable caigo en la tentación ¿ Y si me apuntara a la formación de postgrado para periodistas digitales?. No, imposible: ¡qué mejor aprendizaje, me digo,  que esta especialidad de los blogs!

Read Full Post »

Esta potentísima herramienta permite a los autores explayarse a gusto mediante la escritura, y no solo con élla, sobre ilimitados temas y de mil formas. No existiendo ningún crítico previo a lo que uno escribe, y solo sometido el discurso al tamiz de cada cual, me gusta rastrear información que me obligue a encauzar debidamente mis espaciadas entradas.  

Son múltiples los blogs que ayudan en la orientación de la técnica sobre la cáscara del blog. ¿Pero la escritura? Leí a Enrique Dans una de sus recomendaciones: “escribe -en pijama y zapatillas-, con confianza, con tranquilidad, relajado”.Yo añadiría el consejo de ser prudente: antes de pinchar el botón de publicar, controlar la impaciencia, el anhelo de que te lea el mundo.

 

Siguiendo este mi afán de mejorar la escritura, busqué en los talleres de la librería Fuentetaja. Al final del enlace, se encuentra en pdf un serio artículo de Ramón Cañelles y Chema Álvarez, del libro Escritura creativa. Cuaderno de Ideas. Entresaco algún consejo sugerente aplicable para bloguers incipientes, amago de escritores al fin y al cabo, de muchos de nosotros:

  

“Escribir debería ser compartir… Es decir, un acto fundamentalmente generoso que sepa preservarse lo más posible de las tentaciones del narcisismo, del exhibicionismo, del comercio indiscriminado..”

 

“El rigor del oficio se concentra ya por entero en poner toda la sensibilidad y la inteligencia a plena disposición de los ecos del mundo que lo rodea. La tendencia del poeta, amén de puntuales forcejeos, no es la de pelearse con las palabras… Al contrario, el escritor sensible mantiene una relación de permanente seducción de doble sentido con las palabras. Y la única seducción que funciona es aquella en la que el pulso no tiembla.  Textos en los que el eco de la realidad transpira sincero, sin forzamiento, de forma sutil. En definitiva, es a la sobrecogedora contundencia de la sutileza a lo que comúnmente llamamos poesía. Quizás la labor más frágil y en cierto modo paradójica de la enseñanza en un taller literario es… cómo mostrar que el camino de la emoción…depende más de la sensibilidad y del sentimiento que se ponen al relacionarse con un tema, que de malabarismos técnicos cuya ejecución tan sólo tenga como propósito provocar el asombro del lector”.

 

“No es sencillo a veces preservar el sentido de la enseñanza más básica: el camino de expresión más eficaz, más penetrante, suele ser la (difícil) sencillez. Una mente clara y un corazón abierto serán, en ese sentido, las herramientas más preciosas de cualquier potencial artista”.  

Una gran aportación, en breve idea, la tomo del siguiente autor en su libro de memorias:


Recuerdos y olvidos (1906-2006)
 Alianza Editorial 
Narrando los respectivos enfoques de las revistas Realidad,  para él “revista de ideas” y Sur: 

“Al autor de un escrito discursivo hay base objetiva, si llega el caso, para convencerle de su inconsistencia; pero ¿quién convence a un poeta de que su musa le ha dictado quizá una sarta de incongruentes necedades?”

 

 

Read Full Post »

Tengo hace años colgado en la pared de mi oficina el curioso formato publicitario que aporto al final de estas líneas. El mensaje defiende a los autores de software. Encargada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología español en 2002, sintetiza con seis instantáneas de personajes en blanco y negro, de grandes genios, la revolución de la historia del software.

Simplemente compartirla. Mi pequeño reconocimiento, por la radical transformación que han supuesto en nuestras vidas de trabajo y de ocio, convirtiendo el mundo en casa común.

Más tarde llegaron los grandes buscadores, las tiendas virtuales de tamaño jamás conocido con el invento de los pagos en formato bit y byte; la instantaneidad de la información y la puesta en cuestión del clásico periodismo en papel; las páginas personales, las ciclópeas enciclopedias comunitarias y altruistas, los mapas en movimientos de alejamiento y cercanía sin iguales, la fotografía digital elevada a categoría superior, la era de la web social, de los blogs y del video compartido. Creo que lo último es exponerse en la red filmándose uno a sí mismo, aunque quizás en el instante en que esto escribo sea ya lo penúltimo.

Me gusta tanto la red. Es obvio que también existe como contenedor de grandes basuras informativas, pero siempre serán compensadas con las enormes ventajas que nos aporta: por la democratización del conocimiento, por el descubrimiento del valor de las pequeñas cosas, de los pequeños personajes.

Se me olvidaba: quién no es crítico con el fabuloso poder de intromisión en la vida de las personas, quién no es crítico con las herramientas de búsqueda utilizadas para simple cotilleo de tantos.

Tenemos que contar con el gran inconveniente de la brecha abierta entre las personas en el mundo con acceso a la red o sin él. El esfuerzo por superar esta distancia debería ser colosal. Dejo esta magnífica instantánea, muy a colación:

 ancianas-se-rien-con-portatil

Nuestros abuelos vieron la llegada de la electricidad, el tren y el teléfono, el avión. ¿Qué novedades les deparará el futuro a nuestros nietos?

20 años de la Web

Hácia una nueva Internet

 

 

 

Historia del software

La web cumple 20 años

Read Full Post »

« Newer Posts