Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Noticias’ Category

Cuando se recibe por whatsapp unas fotografías irreales, sobre un hecho asombroso que sucede en los mismos instantes de recibir las imágenes, una hazaña irrepetible, la excepcionalidad andante, solo puede sentirse un sobrecogedor escalofrío.

El funambulista Nick Wallenda sigue los pasos de su tatarabuelo muerto en el ejercicio de la misma función que él. El amante del máximo riesgo, el apasionado de la temeridad, cruzaba el oscuro firmamento de Chicago, iluminado por miles de ínfimas ventanas nocturnas de majestuosos edificios que permanecieron sin habla.

Solo queda compartir y dar el nombre del autor de las dos exquisitas fotografías saboreadas una madrugada de noviembre de 2014.  Enrique Valdés Lacasa estaba allí para contemplar, aprehender con su móvil y enviar en cuestión de nanosegundos, el inmenso esplendor regalado por un intrépido y arrojado funambulista al mundo entero. Absoluta hermosura de un insuperable acontecimiento-aventura.

 

Chicago noche, 2 de noviembre de 2014. Funambulista Nik Wallenda

Chicago noche, 2 de noviembre de 2014. Funambulista Nick Wallenda. Instántanea 1

 

02 Chicago Funambulista 2 11 2014 Enrique Valdes Lacasa cr

Chicago noche, 2 de noviembre de 2014. Funambulista Nick Wallenda. Instantánea 2

Anuncios

Read Full Post »

Fotografía del niño hambriento, incluida en el artículo en la revista XL semanal ABC, nº 1243 de agosto 2011. No la encontraba  en la web, así que la escaneo de la revista de papel. El artículo de Clemens HÖGES y Ornad  KNAUP, recuerda las peores hambrunas en África. El reportaje proviene del 21/07/2011 de Spiegel. La gente está cansada de donaciones. Me entero de que el síndrome se denomina “la fatiga del donante”: el dinero recaudado no cambia el panorama desolador de países a la deriva en África, muertos de hambre.

El título de la fotografía es “A two-year-old gets a bath at a Doctors Without Borders hospital in Kenya where he is being treated for malnutrition.

Para olvidarme de la resaca permanente de la crisis financiera mundial, me refugio en imágenes como la de este niñito serio, hambriento, que necesita beber y comer. Adivino su mirada hacia algún adulto cercano, hacia el fotógrafo: pide clemencia, nos pregunta por qué su malestar, su situación indigna y cruel.

No me caben en la cabeza estas hambrunas que el mundo civilizado no logra reducir, eliminar. Estamos anestesiados, los sistemass colectivos de dirigir las sociedades no funcionan. Simplemente un sentimiento de tristeza y de derrota me invade ante la inocencia infantil que no se merece tamaña injusticia de no tener nada para llevarse a su boca. Su seriedad me derrumba. Me resisto a terminar la entrada con la palabra “derrumbada”, pero hay ratos que la esperanza cuesta siquiera imaginarla.

Países afectados por el hambre: Somalia, Etiopía, Kenia, Yibuti, Uganda.

Read Full Post »

Llego a España por unos días y escucho mi radio favorita, KissFm. En uno de los anuncios entre canción y canción una periodista muy seria avanza una noticia sobre administración pública que decía algo así: “en tal organismo… comenzarán a implantarse las conexiones telepáticas, mediante las cuales los ciudadanos conseguirán una mayor rapidez en sus gestiones múltiples de variada documentación aceptada con anterioridad solo en papel, en los respectivos registros de entrada…”.

A buen seguro que serán más rápidas que las conexiones telemáticas, ya tan manidas.

Read Full Post »

Haití me conmueve cada día. En otra entrada confesé mi gusto por la lectura de buenos obituarios. ¿Cómo escribir unas palabras, 75.000 recuerdos de personas que no conocí? Apabulla, desconcierta, el gran drama de no saber el número de muertos todavía y en bastante tiempo. ¿Quizás sean 50.000?

Fueron padres, hermanos, hijos, nietos, amigos. Cada uno de ellos vivía su micromundo. Un especialista forense ha declarado estos días que es de  vital importancia poder enterrar a cada uno de los fallecidos en bolsas individuales, específicas para esta función, evitando a toda costa, las fosas comunes: cada persona es única y merece la máxima consideración en su final, en este momento en Haití, tan trágico.

Eso pretendo con estas líneas: particularizar mi sentimiento dedicado a niños, bebes, mujeres embarazadas, enfermos, ancianos, amantes, pobres y ricos, obreros, empresarios, empleados públicos, políticos, escritores, cantantes, deportistas, profesores, estudiantes. Tener presente por un momento a todos: los que permanecen todavía tirados en cunetas y ocultos entre escombros, los desaparecidos, los enterrados por sus conciudadanos. Sin posibilidad siquiera en tantos casos, de escribir en una cuartilla, en un papel o en una sencilla piedra, “aquí yace…” , para colocarlo con gran respeto encima de sus restos.

Descansen en paz. Oraré por ellos.

Read Full Post »

Nueva York. 11 S

Es hora de reaccionar, racionalmente pero de modo firme. ¿No nos ha bastado con las hecatombes, de las que, qué mejor, que las instántaneas gráficas?: 11S 2001, torres gemelas de Nueva York, ; 11M 2004, trenes de Madrid; verano 2005, metro de Londres. Cito los atentados de imborrable recuerdo para el mundo occidental. No han sido los únicos.

11M-Madrid 2004

No han sido suficientes. Esta Navidad 2009, en el avión Delta Air Lines que aterrizaba en Detroit, han estado a punto de morir casi 300 personas. Y según manifiesta el individuo protagonista de tamaña hazaña, no será la útlima acción. Hay otros individuos ya preparados. ¿Nos lo vamos a creer? ¿O haremos la vista gorda y tendremos los oidos sordos a honestos avisos como el del padre del incendiario personaje del avión de Detroit? Debe de responder la sociedad entera de Oriente y Occidente: gobernantes, grupos civiles, ciudadanos. El mundo islámico tolerante, demócrata y civilizado, tiene mucho que decir, que hacer. Debe de frenar a sus irracionales mártires potenciales sin sentido.

Londres, verano 2005

Fallido atentado avión Delta en Detroit. Navidad 2009

Además de los ataques mortíferos y sin control en medios de locomoción mundiales o centros públicos imprevisibles, existe la filosofía de intolerancia soterrada que impregna despacio, pero de modo implacable, las costumbres y vida diaria de miles ciudadanos islamistas, cultos e incultos, religiosos y laicos. Ante hechos así, me ciño a la última reacción francesa de la utilización del burka en suelo francés: prohibido el uso de la vestimenta, sin más. Solo se permitirá en carnaval. ¿Qué  hacen las mujeres perdidas dentro de sus burkas? Yo pensaba que se encontraban muy lejos, en Kabul. Pues no, señores. A 40 kilómetros de España, en Marruecos (por cuestiones laborales estoy viviendo ese ambiente) he tenido ocasión de cruzarme espeluznada con mujeres absolutamente cubiertas de velos de color negro o marrón, que llegan incluso a taparse los mismos ojos.

Se precisan actuaciones claras, decididas, meridianamente definidas en las que  los terrenos de uno y otro lado de lo que puede permitirse y no puede permitirse se distinga con la máxima transparencia. Por ejemplo: no debería repetirse, que en un foro de debate sobre “la alianza de civilizaciones”, convocado en  Marruecos, donde se invita democráticamente a todo el arco político y cultural islámico, tome la última palabra el personaje invitado más ultraconservador y cierre el acto incitando a la guerra santa, para pasmo de una inmensa mayoría del auditorio.

Repito con profunda preocupación mi título de la entrada: tolerancia cero, ante tamañas manifestaciones de irracionalidad del fundamentalismo islámico.

Posibles controles en aeropuertos mediante escáneres corporales. Aspectos positivos y negativos de la técnica.

Artículo relacionado. 27/02/2010, EL PAÍS: Burka, de Sami NAÏR

Read Full Post »