Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Europa’ Category

Busco la calma en el extraordinario mar del Estrecho. Desde un país árabe, en Viernes Santo, mientras contemplo imágenes en France 24, muy duras, de las manifestaciones en Siria  y mientras leo con asombro los títulos inferiores sobre la propuesta francesa de limitar provisionalmente la libre circulación de personas en Europa.

Parece que está terminando la época de poderes absolutos y pueblos sometidos. Parece que está terminando el tiempo de pasar hambre y calamidad, por millones de personas, mientras nuestro empequeñecido planeta permite a cualquiera contemplar modos de vida dignos y exigibles para todos.

Si yo fuera joven y sin futuro, como los miles de personas que llegan a Lampedusa, también empujaría a las puertas de Europa, buscando una salida. Encuentro esta buena entrada del pasado 18/02/2011 sobre los acontecimientos allí del blog de Iñaki Díez, corresponsal de RNE En Roma. Es tiempo de propuestas atrevidas para el drama inevitable de la emigración.

Ryszard KAPUSCINSKI, en su libro Ébano: “la gente pasa hambre no porque en el mundo falte comida. La hay y mucha, de sobra. Pero entre los que quieren comer y los almacenes llenos se levanta un obstáculo muy alto: el juego político… Quien tiene comida tiene poder. Nos movemos entre personas que no piensan en la esencia y la trascendencia ni en el sentido  y la naturaleza del ser. Estamos en un mundo en que el hombre, arrastrándose y escarbando en el barro, intenta encontrar en él cuatro granos de cereal que le permitan vivir hasta el día siguiente”. Pags. 211-212, 21ª edición, marzo 2010, Crónicas Anagrama. Escribiendo de otras guerras, en Sudán, en otros tiempos.

Read Full Post »

He tenido esta tarde y  noche el placer de acoger en mi casa a Teresa Bancewicz, autoestopista polaca, en su vuelta de Centroamérica a su país. Lleva por el mundo dos meses, con poco dinero, a su aire, descubriendo hermosos países, ciudades y a estupenda gente. Hablo en singular, porque en mi entorno íntimo, la asombrosa aparición de una desconocida en el hogar ha sido de difícil inicial aceptación.

Autstop

Yo iba en coche a las seis y media de la tarde, a dejar a una familiar a casa de unos amigos. En un stop de la carretera paralela a la nacional dos Madrid-Barcelona, en el kilómetro 8, Teresa Bancewicz, sola,  bastante mayor y con una gran mochila a su espalda, se ha acercado al coche y nos ha solicitado muy impaciente un poco de ayuda, hablando en polaco, y palabras sueltas de español,  alemán e inglés. El stop impedía arrancar egoístamente, pero también me ha obligado a una rápida decisión: un par de coches detrás del mío, presenciaban un tanto asombrados la escena. Le he permitido subirse al coche, tras el estupor de mi familiar y en el primer hueco donde hemos podido parar, hemos comenzado a resolver su petición.

Dada la imposibilidad de comunicación, contacté con una amiga polaca por el móvil y me explicó los deseos de Teresa Bancewicz, previa conversación entre ellas: Teresa buscaba simplemente un camping, o una gasolinera para dormir en su tienda y continuar rumbo a Zaragoza, Barcelona y Francia. Mi familiar me ha abandonado dejándome a mi gusto con el pequeño lío en el que andaba metida y se ha ido con sus amistades.

He intentado acercar a Teresa  Bancewicz a un camping que existe por la zona, pero entre mil obras, me he perdido. Le he vuelto a preguntar a Teresa qué prefería: si gasolinera o camping y me ha indicado que gasolinera: allí seguro que encontraría a algún camionero con dirección Zaragoza para el día siguiente. Aparcamos al fin en una gasolinera, pero tres camiones y un restaurante vacío daban poco juego para su ruta en autostop. Nos montamos en el coche de nuevo, y por encontrarme cerca de mi casa y sintiendo ya el atardecer, le he comenzado a balbucear que quizás en mi casa podría descansar, pero que la familia, sinceramente, era un pequeño handicap. Nos estábamos empezando a comprender a la perfección solo gesticulando.

Pues sí, la tenemos durmiendo en nuestro cuarto cuarto para todo, feliz, después de haber compartido algunos alimentos naturales de su mochila con mi familia y yo, y sus fotos de los asombrosos viajes por el mundo, entre otros, siete noches en el transiberiano Moscú- Vladivostok, China, Egipto, Marruecos, España… Hoy, volvía con las piernas muy cansadas de su vuelo Bogotá-Madrid, después de disfrutar dos meses en Colombia y Centroamérica. También nos ha hablado de sus sencillos montajes de marca páginas con plantas naturales, de la pintura de paisajes, de una galería familiar en su tierra y de su familia.

Hacerle comprender a Teresa Bancewicz el cambio de hora nocturno de hoy, ha sido imposible. He acabado contactando de nuevo con mi amiga polaca, que estupefacta del pequeño acontecimiento, nos agradecía la acogida de su compatriota en casa. Con franca risa ya al móvil de nuevo entre ellas, Teresa ha logrado comprender la barrabasada horaria española.

Teresa ha escrito su apellido en un papel y me ha explicado insistente que lo pusiera en la búsqueda de Google y que la encontraría muchas veces. Ella se sentía tranquila de poder darnos a conocer su cierta publicidad y de presentarse como persona de fiar, además de habernos enseñado su pasaporte varias veces y diversos carnets de empedernida viajera.

La pequeña historia que me ha sucedido esta tarde/noche, solo la creerán algunos. He acogido a Teresa Bancewicz, rememorando a mi padre, que en sus viajes Zaragoza-Huesca-Jaca de mi infancia le gustaba recoger a personas en autostop (¡qué tiempos los años sesenta y tantos y setenta!) y más de uno terminó comiendo en nuestra casa. Entonces comenzaba el cultivo de mi gusto viajero, fiel amante de nuevas costumbres, episodios, hechos, amigos y gentes.

Mañana temprano nos haremos una foto y seguiremos debatiendo Teresa y yo si dejarla de nuevo en la carretera para autostop o llevarla de modo sensato a tomar el autobús dirección a Zaragoza, Barcelona, Francia, Alemania y Polonia.

Read Full Post »

Prácticas en la Comisión Europea. 2007
Prácticas en la Comisión Europea. 2007

En marzo de 2007, trece españoles aparecíamos en Bruselas, para zambullirnos durante cinco meses en diversas Direcciones Generales de la Comisión Europea. No nos conocíamos entre nosotros.

Las administraciónes públicas de los países europeos convocan plazas para permitir el contacto laboral de primera mano con esta Institución. Tres requisitos se deben cumplir: tener un estudio superior, conocer dos lenguas de la Unión Europea y ser funcionarios en activo de cualquiera de las administraciones españolas, central, autonómica o local. Además, la autorización de tu superior.

Carmen y Paz. Grand Place, Bruselas. 04/2007

Esta primavera, solo he tenido que buenos recuerdos de lo vivido  en la Comisión, del 1 de marzo hasta el 31 de julio del pasado año. Es complicado sintetizar en tres párrafos tantas vivencias intensas, a nivel profesional y personal. El trabajo diario en la Comisión, con nuevos compañeros de diversas lenguas y con unos modos específicos de trabajo. El descubrimiento de la hermosa ciudad belga, la clásica con la inolvidable Grand Place y la inmensa y representativa área de las instituciones europeas, con emblemáticos edificios como el Berlaymont, el Carlomagno, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo. El ambiente cosmopolita de la ciudad y el mundillo de los funcionarios europeos. Los maravillosos parques de Bruselas, y la visita a otras bellísimas ciudades como Lovaina, Brujas, Amberes y Gante.

Tuvimos la suerte de coincidir con numerosos eventos relacionados con la celebración del Cincuenta aniversario de la creación de la Unión. Este enlace recoge muy buena información de la historia de la Unión. Aquí ofrezco una de las múltiples actividades lúdicas que se vivieron: la formación del número cincuenta, por 900 personas de las instituciones. Pueden buscarme, por ahí aparezco. Además, al final del enlace se accede a un videoclip del montaje.

Evoco con nostalgia los excelentes momentos vividos con mis compañeros de prácticas españoles: Carmen, Reme, Pilar, Piedad, Carlos, Ana, María, Irene, Pedro, Celia y Miguel. La cervecería Wild Geese, la Place Luxembourg y la Place Châtelain fueron lugares fantásticos de encuentro. Nombro a José Martín B. Z. como mi estupendo mentor en la D. G. de Presupuestos en la Comisión Europea y a Stephen C. que me aceptó muy gratamente para colaboraciones. A todos los colegas del trabajo, les guardo gran afecto.

Deseo que estas líneas sirvan para contagiar entuasismo europeista a los lectores y a los potenciales candidatos a estas plazas les animo enormemente a que las soliciten sin dudar. Rememorán la experiencia para siempre.

El cincuenta humano. (Derechs reservados. Comisión Europea)

El cincuenta humano. (Derechos reservados. Comisión Europea)

Enlaces de las Instituciones Europeas y otros:

Comisión Europea: manténgase al día en el portal del servicio audiovisual

La Unión Europea en YouTube

El Portal de la Unión Europea    La Comisión Europea 

Direcciones Generales y Servicios de la Comisión

    El Parlamenteo Europeo    El Comité de las Regiones  

  Celebrando Europa 

Representación Permanente de España en la Ue 

Representación de la Comisión Europea en España

 Embaja de España en Bélgica     Mº de Asuntos Exteriores y de Cooperación

 

 

Read Full Post »